a

Los beneficios de aplicar la psicología en el trabajo

18 junio 2019

¿Alguna vez te has planteado aplicar la psicología en el trabajo? Seguro que ya has escuchado en multitud de ocasiones que el centro de una empresa es, y debe ser, el trabajador. Pero, ¿qué puedes hacer para que esto pase de ser un lema a ser una verdad?

Existen muchas acciones que puedes llevar a cabo para conseguir que el trabajador se sienta el centro de la empresa. Desde flexibilidad horaria, personalización en el trato, posibilidad de aportar su punto de vista en un espacio abierto… son muchas las técnicas que pueden ayudarte para ello pero, ¿te has planteado emplear la psicología?

La psicología en el trabajo

Los trabajadores ante todo son personas. Parece redundante, ¿verdad? Pues bien, aunque lo parezca, lo cierto es que se nos olvida que los trabajadores tienen una vida más allá de su puesto de trabajo. Tristezas, problemas, felicidad… noticias que deben aprender a gestionar de forma óptima. Además, en el trabajo estamos sometidos a mucha presión, no solo por parte de superiores y/o compañeros, si no presión propia por querer mejorar y crecer profesionalmente, por no mencionar el conocido estrés laboral.

Según estudios realizados por la Unión Europea, aproximadamente 20.000 millones de euros es el coste anual que se le imputa al estrés laboral. A esto, hay que sumar alrededor de 1200 euros al año por cada empleado por otros problemas de salud. Y es que el estrés, según el INE, llega a afectar al 59% de los trabajadores. Además, 4 de cada 10 trabajadores aseguran que en las empresas el tema del estrés laboral no se trata de la manera correcta.

Beneficios de la aplicación de la psicología al trabajo

Con todos estos datos sobre la mesa, es posible que empieces a ver ya la importancia de la figura de un psicólogo en el puesto de trabajo.

Son muchos los beneficios que puede aportar esta persona a la empresa pero vamos a empezar con el más importante y el que nos ha ocupado los párrafos anteriores: el estrés laboral.Más allá de ayudar a los trabajadores a gestionar su estrés, el psicólogo puede ayudar a detectar qué fuente de problemas existen, ver en qué tipo de trabajo se sufre más estrés o bajo qué tareas el trabajador se siente más presionado, es decir, ver detectar los riesgos psicosociales que existen. Esto ayudará a la empres a ver áreas de mejora en pro del trabajador.

Una vez tratado el tema del estrés laboral, un psicólogo puede resultar de mucha más ayuda en la empresa por varios motivos:

  • Mejora la productividad. Los trabajadores que consigue tener una situación mental más sana y sin problemas consiguen rendir más en el trabajo. Es lógica pura, ya que una persona con menos problemas prestará más atención a las tareas que realiza, consiguiendo mejorar su productividad.
  • Se trabaja el espíritu de equipo. La psicología en el trabajo consigue mejorar el ambiente laboral y el espíritu de equipo. Gracias a técnicas de psicología se puede trabajar en estrechar vínculos profesionales y trazar mejores relaciones laborales. Piensa que esto es fundamental ya que pasamos la mayor parte del día rodeados de nuestros compañeros. Un ambiente laboral sano propiciará que los empleados trabajen mejor, repercutiendo también en la productividad.

Todo esto impacta de manera directa en la empresa, ya que los trabajadores se sienten más valorados por ella, pasando de ser un activo más a ser el centro de atención. Por esto, y por muchos más motivos, es importante brindar todo el apoyo necesario a que los trabajadores puedan gozar de una buena salud, tanto física como mental. Si quieres saber más sobre cómo conseguirlo, puedes contactar con nuestro servicio de prevención.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios