a

Cómo conseguir una desconexión reparadora en vacaciones

22 julio 2019

El verano hace que cambie nuestra rutina y que nos olvidemos durante unos días de nuestro puesto de trabajo. A veces no resulta tan sencillo dejar de pensar en nuestras obligaciones sobre todo cuando nos paramos a recordar si todavía queda alguna tarea por hacer. Los expertos aseguran que es fundamental conseguir una desconexión reparadora total en vacaciones con el fin de evitar problemas de salud y poder mejorar nuestra productividad a la vuelta de nuestros días de desconexión.

Si no encontramos la manera adecuada de desconectar puede tener consecuencias muy negativas tanto a nivel físico como mental. Puede aumentar el nivel de fatiga y estrés, además de agotamiento emocional, depresión, desgaste físico y problemas de sueño, entre muchas otras patologías.

Una de las maneras que existen para averiguar si se sigue pensando en el trabajo y no se ha realizado una desconexión reparadora es cuando una persona dedica su tiempo libre a seguir realizando tareas de su trabajo, o cuando se preocupa demasiado por algún asunto relacionado con su empleo.

Maneras de conseguir una desconexión reparadora

Aprovechar las vacaciones para cambiar de aires y proporcionar una desconexión reparadora será muy positivo para nosotros, además de que a la vuelta del trabajo mejoraremos el rendimiento y la positividad a la hora de afrontar las tareas diarias. Hay mil maneras de evadirse, dependiendo de los gustos de cada persona y lo que más le apetezca hacer en ese momento.

  • Intenta no pensar en el trabajo: parece sencillo decirlo y difícil aplicarlo pero, si lo haces, reducirás el estrés y la fatiga de manera inmediata.
  • Dedica tiempo tanto a actividades pasivas como sociales: encontrar el equilibrio entre las cosas que podemos hacer solos y en compañía es una buena manera de permanecer positivos y tranquilos.
  • Haz el viaje que quieras: tanto si es de una semana como unos días, una escapada nos ayuda a relajar nuestra mente y vivir nuevas experiencias. No es necesario viajar a un país desconocido, simplemente con visitar un lugar que no conocemos nos proporciona una aventura nueva que ayuda a distraer la mente.
  • Realiza una actividad nueva o que suponga un reto: adquirir una habilidad o mejorarla hará que nuestra autoestima y seguridad se refuerce, además de distraer nuestra mente por completo.
  • Actividad física: permanecer activo es muy beneficioso para la salud, y el tiempo libre que nos proporcionan las vacaciones también debe ir dedicado a realizar alguna actividad física a lo largo de la semana. La desconexión reparadora se produce tanto a nivel mental como físico, encontrándonos mejor en todos los aspectos.

Estos son solo algunos consejos que te ayudarán a exprimir al máximo tus vacaciones y hacer que éstas sean realmente reparadoras. Desde Grupo Prevenig te animamos a que veles por una desconexión reparadoras para conseguir evitar problemas de salud física y mental a tu vuelta.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios