Enfermedades profesionales por inhalación de sustancias como el polvo de sílice

8 agosto 2018

La detección de un número importante de casos de silicosis en los últimos años, fundamentalmente concentrada en las empresas de corte, tallado y acabado de la piedra, pone de manifiesto la necesidad de intensificar los esfuerzos de todos los agentes preventivos para mejorar el control del riesgo en este sector y así erradicar del panorama laboral esta grave enfermedad emergente.

Grupo Preving, en su afán de contribuir a la consecución de los objetivos de apoyo y asesoramiento de sus clientes en esta materia, recuerda que:

  1. Ninguna tarea de mecanizado (corte, pulido, lijado, etc.) de materiales que contienen cuarzo (especialmente pizarra, granito y aglomerados de cuarzo) debe ser realizada sin medidas técnicas de control del polvo en el foco de generación (proceso húmedo y/o extracción localizada de aire). El incumplimiento de esta condición puede constituir un riesgo grave e inminente, de acuerdo con lo que establece el artículo 4 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.
  2. La medida de control técnico más apropiada es el proceso húmedo que, para alcanzar su máxima eficacia, debería garantizar un caudal de agua suficiente y una disposición y orientación adecuadas de las bocas de salida. Si se reutiliza el agua, hay que filtrarla antes de reincorporarla al circuito de humidificación.
  3. Una vez implantado el control técnico en todas las tareas, se debe proceder a evaluar la exposición a sílice libre cristalina en cada una de ellas mediante mediciones válidas y fiables, a fin de verificar la eficacia y suficiencia de las soluciones adoptadas.
  4. Entretanto se culmina este proceso, que en función de los resultados podría conducir a la necesidad de ajustes o mejoras complementarias, los trabajadores dispondrán y usarán equipos de protección individual respiratoria (mascarillas autofiltrantes FFP3 o filtros P3 con adaptador facial) tras ser adiestrados en su uso, limpieza, conservación y sustitución. La utilización de estos equipos sólo dejará de ser obligatoria en las tareas en las que se compruebe fehacientemente que la exposición es inferior al VLA-ED aplicable.
  5. Todos los trabajadores expuestos a polvo deben ser incluidos en un programa de vigilancia de la salud diseñado y ejecutado atendiendo a los criterios establecidos en el protocolo de vigilancia sanitaria del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, para silicosis y otras neumoconiosis.
  6. Los casos de enfermedad detectados en el transcurso de la vigilancia de la salud deben ser notificados siguiendo el procedimiento previsto en el Real Decreto 1299/2006, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación y registro.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios