a

¿Es obligado contar con una auditoría de Prevención de Riesgos Laborales?

25 febrero 2019

La auditoría del sistema de prevención de riesgos laborales es un instrumento de gestión que pretende reproducir la imagen fiel del sistema de prevención de riesgos laborales de la empresa con una triple finalidad: valorar su eficacia, detectar las posibles deficiencias que puedan derivar en incumplimientos de la normativa de prevención y adoptar las decisiones precisas para el perfeccionamiento y mejora del sistema.

El Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, establece que las empresas que no hubieran concertado el servicio de prevención con una entidad especializada deberán someter su sistema de prevención al control de una auditoría o evaluación externa. Asimismo, las empresas que desarrollen las actividades preventivas con recursos propios y ajenos deberán someter su sistema de prevención al control de una auditoría o evaluación externa.

Qué empresas no están obligadas a realizar la auditoría periódica de prevención de riesgos laborales

Frente a esta disposición general, el artículo 29 excluye a determinadas empresas de esa obligación periódica siempre que se cumplan una serie de requisitos:

  • que se trate de una empresa de hasta 50 trabajadores;
  • que no desarrolle actividades incluidas en el Anexo I de la norma;
  • que acometa las actividades preventivas con recursos propios, y,
  • que la eficacia del sistema preventivo sea evidente, sin necesidad de recurrir a una auditoría, por la escasa complejidad de sus actividades preventivas.

En estos casos, y siempre que la autoridad laboral no aprecie ningún tipo de peligrosidad de la actividad o la inadecuación del sistema de prevención, la empresa podrá sustituir la auditoría por la obligación de remitir a la autoridad laboral una notificación sobre la concurrencia de las condiciones citadas, notificación que se deberá llevar a cabo a través del modelo contenido en la norma.

Dicha norma establece que la empresa deberá realizar una primera auditoría del sistema de prevención dentro de los doce meses siguientes al momento en que disponga de la planificación de su actividad preventiva. La auditoría deberá ser repetida cada cuatro años, excepto cuando se realicen actividades incluidas en el anexo I de este Real Decreto, en que el plazo será de dos años.

Para más información contacta con nosotros. Estaremos encantados de asesorarte sobre la Prevención de Riesgos Laborales en tu empresa para que escojas el modelo que más se adapta a tus necesidades. Y si quieres estar al día sobre nuestro sector y conocer todas nuestras recomendaciones sobre la salud laboral, no dudes visitas nuestro blog. ¡Te esperamos!

José Antonio Cano Granjo

Director Técnico Nacional

Grupo Preving

TAGS: ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comentarios

  • Vanesa 13 marzo, 2019

    Buenas tardes,

    Soy autónoma (actividad sin riesgo, trabajo en una consulta privada de nutrición) sin trabajadores a mi cargo, pero comparto centro de trabajo con otra empresa. En este caso, ¿estoy afectada por la normativa sobre coordinación de actividades empresariales? En caso afirmativo, ¿qué pasos debo seguir para cumplir con la Ley de prevención de riesgos laborales?

    • owner

      Grupo Preving 15 marzo, 2019

      Como autónoma no le es de obligado cumplimiento la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, pero sí el RD 171 de Coordinación de actividades empresariales.

      En el caso que plantea, al coincidir con otra empresa en el mismo centro de trabajo, deben ambos (usted como autónoma y la empresa) cumplir con el art. 4 del RD 171 sobre deber de cooperación que establece fundamentalmente lo siguiente:

      – Informarse recíprocamente sobre los riesgos específicos de las actividades que desarrollen en el centro de trabajo que puedan afectar a los trabajadores de las otras empresas concurrentes en el centro.

      Cuando, como consecuencia de los riesgos de las actividades concurrentes, se produzca un accidente de trabajo, el empresario deberá informar de aquél a los demás empresarios presentes en el centro de trabajo (incluidos los autónomos)

      – Comunicarse de inmediato toda situación de emergencia susceptible de afectar a la salud o la seguridad de los trabajadores de la otra empresa.

      – Como autónoma titular del centro de trabajo deberá informar a la otra empresa sobre los riesgos propios del centro de trabajo que puedan afectar a las actividades por ellos desarrolladas, las medidas referidas a la prevención de tales riesgos y las medidas de emergencia que se deben aplicar.