La formación como motor de cambio

22 agosto 2018

La formación de calidad en las organizaciones es un factor clave en la generación de cambios de cualquier índole.

Conseguir mayor polivalencia de los trabajadores, modificar las pautas de producción o trabajar de forma segura son algunos de los motivos por los que una empresa requiere que la plantilla reciba una formación adaptada, personalizada y continua. Y es que el objetivo final de la formación es generar cambios, y en el caso de la prevención de riesgos laborales, modificar la forma de trabajar eliminando cualquier práctica insegura.

Hoy en día las organizaciones queremos que las personas adquieran nuevas habilidades y conocimientos y para ello debemos utilizar técnicas que se alejan considerablemente de los modelos teóricos tradicionales, donde las personas sólo se formaban escuchando y memorizando. Por eso, de un tiempo a esta parte en Grupo Preving hemos potenciado la participación activa y la interacción de los alumnos en las sesiones formativas, así como la combinación de lo teórico y lo práctico favoreciendo la asimilación de conocimientos y la posterior aplicación de lo aprendido.

La formación en Prevención está necesitada de creatividad y practicidad: los prevencionistas debemos pisar el puesto de trabajo, utilizarlo como ejemplo de lo que se está exponiendo, ejercitando aquello que se estamos explicando y favoreciendo las aportaciones de los participantes. Esto requiere de formadores expertos y bien capacitados; de grupos que no sean muy numerosos para favorecer la participación práctica y de sesiones adaptadas, personalizadas y bien preparadas para que los contenidos sean acordes a la realidad.

Estas fórmulas nos ayudan a involucrar y motivar a las personas a las que se les está instruyendo, a hacerles ver que la formación que están recibiendo es acorde con su puesto de trabajo y a facilitar la posterior implantación de los conocimientos adquiridos en su día a día. Al mismo tiempo, la empresa, a través de los formadores, puede recibir una información muy rica sobre cómo los participantes valoran el riesgo y/o las medidas preventivas que tienen que implantar, o sobre formas alternativas de corregir el riesgo. Estos datos permitirán realizar las adaptaciones oportunas para conseguir que se implanten las medidas correctoras, que se trabaje con seguridad y por tanto, que se genere el cambio deseado.

Alberto Sola Lerga
Director técnico territorial
Grupo Preving

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios