Prevención de Riesgos laborales: hacia una Empresa Saludable

27 abril 2018

Existen evidencias claras del impacto del estado de salud de l@s trabajador@s en las empresas. No tan sólo en la salud y calidad de vida de l@s trabajador@s, sino en cuestiones como la productividad o la calidad del producto o servicio; en suma, en la competitividad y sostenibilidad de la empresa y la contención de los costes ligados a la mala salud.

Se entiende la Promoción de la Salud en el Trabajo como la unión de los esfuerzos de l@s empresari@s, l@s trabajador@s y la sociedad para mejorar la salud y el bienestar de las personas en su puesto de trabajo.

¿Cómo empezar?

Hay que destacar que para promover la salud en el trabajo de forma eficiente y efectiva, previamente tenemos que conseguir unos estándares excelentes en Prevención de Riesgos Laborales.

Cómo en cualquier otra actividad, tendremos que saber cuál es la situación de partida, el diagnóstico.  Para ello dispondremos de los indicadores de salud que se aportan desde el área de Medicina del Trabajo. Sin duda es una valiosa información, que puede complementarse con encuestas específicas de una muestra significativa del personal implicado.

Esta información, conjuntamente con las expectativas de la dirección de la empresa, de la organización preventiva y de l@s trabajador@s, facilitará la confección de un proyecto específico que incorporará las medidas adecuadas para el control y mejora de la salud de l@s trabajador@s de la organización.

En conclusión, se debe partir del conocimiento de las necesidades y del estado de salud de la empresa para establecer prioridades que permitan proponer de forma específica los programas que den respuesta a dichas necesidades. Posteriormente se debe medir la mejora de las personas en términos de salud y bienestar.

No debemos perder de vista que sin duda todo ello supondrá una mejora en la rentabilidad de la empresa en términos económicos.

¿Qué beneficios se obtienen?

Para las personas:

  • Mejora del nivel de salud y calidad de vida.
  • Sensación de pertenencia a la empresa.
  • Mejora de autoestima y de satisfacción laboral.

Para la Empresa:

  • Reduce ausencias por motivos de salud.
  • Aumenta la productividad.
  • Mejora de la imagen corporativa de la empresa.
  • Fideliza a l@s trabajador@s, retiene el talento y por lo tanto habrá satisfacción de clientes.

 Entrar en Acción

Actividad física. 30 minutos al día…

El realizar 30 minutos de ejercicio físico moderado son suficientes para notar importantes mejoras en la salud. Ir al trabajo andando o en bicicleta, pasear, aparcar un poco más lejos de lo normal o subir escaleras en lugar de usar el ascensor, son ejemplos sencillos a poner en práctica para empezar mejorar el estado de salud general.

Alimentación Saludable: Somos lo que comemos…

El introducir en nuestra rutina alimentaria unas pautas básicas para una nutrición e hidratación adecuada hará que nuestro organismo lo note de forma positiva rápidamente, lo conseguiremos reduciendo el consumo de elementos procesados, azúcares y alcohol. El preparar recetas equilibradas para comer en el trabajo, el disponer en el entorno laboral de máquinas de vending con elementos saludables y que los comedores de empresa adecuen sus menús a una alimentación saludable y equilibrada nos ayudará de forma importante a conseguir los objetivos marcados.

Dra. Teresa Laviñeta Jaso
Médico del Trabajo
Grupo Preving

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios