Recomendaciones para los trabajadores expuestos a riesgos biológicos

1 agosto 2018

Son aquellos riesgos provocados por microorganismos susceptibles de producir infecciones, alergias o toxicidad. Las principales vías de entrada son la respiratoria, digestiva (por ingestión accidental), sanguínea o por piel y mucosas.

¿Qué podemos hacer para prevenirlos? 

Para prevenir los riesgos biológicos, debemos estar correctamente vacunados/as en los casos en los que exista vacuna. Además, seguiremos medidas universales de protección como guantes, mascarillas, protectores oculares o batas al entrar en contacto con fluidos corporales y microorganismos que puedan provocar un proceso patológico.

¿En que trabajos está indicada la vacunación?

  • Personal sanitario con exposición frecuente a fluidos biológicos contaminados.
  • Personal no sanitario con profesión de riesgo elevado: personal de seguridad, bomberos, policías, ambulancias, funerarias, etc.
  • Personal de limpieza de centros sanitarios y centros penitenciarios, parques y jardines públicos.
  • Personal de establecimientos penitenciarios. Profesionales que deben viajar a zonas donde la Hepatitis B es una enfermedad frecuente.
  • Todos aquellos trabajadores/as que en su lugar de trabajo estén expuestos a fluidos corporales contaminados (reparación de aparatos de bioquímica, hemodiálisis, etc).

Formas de contagio en el trabajo:

  • Pinchazos con agujas o cortes con objetos.
  • Salpicaduras durante tareas en la mucosa ocular, bucal, nasal.
  • Contacto directo cuando la piel está afectada por alguna patología y no puede realizar correctamente su función de barrera.

Medidas a tomar en caso de exposición accidental:

  • Tratamiento de la herida. Dejar fluir la sangre durante dos o tres minutos bajo el grifo y si es preciso, inducir el sangrado. Limpieza con agua y jabón, y posteriormente povidona yodada al 10%.
  • Declaración del accidente al superior inmediato (éste realizará la declaración a la Mutua).
  • Acudir al Centro de referencia para realizar el control y tratamientos adecuados a cada accidente. Estudio de la fuente. Vacunaciones. Quimioprofilaxis.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios