a

El trabajador, el motor de la empresa

30 abril 2019

Año tras año, el día 1 de mayo los trabajadores toman mayor relevancia en el plano empresarial y es que, ese día, se conoce mundialmente como el día del trabajador.

Un poco de historia sobre el día del trabajador

Ese día, más allá de ser un festivo nacional, cuenta con una interesante historia que hace de él el día importante que realmente es.

Para hablar de esta historia debemos remontarnos hasta el año 1886 a Estados Unidos. Por aquel entonces, los trabajos no tenían apenas regulación (y mucho menos una seguridad en el trabajo como la entendemos a día de hoy). Ante la falta de regulación, las jornadas laborales fácilmente ascendían hasta las 12 y 16 horas diarias, algo que dista mucho de las 8 horas establecidas en la actualidad.

Frente a tal cantidad de horas diarias, muchos trabajadores empezaron a declararse en huelga solicitando unas regulaciones más estrictas en el trabajo y, sobre todo, una reducción de la jornada laboral hasta las 8 horas diarias.  

8 hombres, los conocidos “Mártires de Chicago” fueron los encargados de impulsar una huelga que, en poco tiempo pasó de los 80.000 trabajadores hasta los casi 400.000, afectando así la capacidad productiva en las industrias de prácticamente todo Estados Unidos. Pese a que algunas empresas no tomaron conciencia de lo que estaba sucediendo, tildando a los manifestantes de lunáticos, al final se consiguió la reducción de la jornada laboral que se estaba reclamando.

Desde ese momento, en prácticamente todo el mundo, se instauró el día 1 de mayo como el día del trabajador.

Motivos por los que poner al trabajador en el centro de la empresa

Con motivo de este día, desde Grupo Preving queremos reivindicar también el papel del trabajador dentro de una empresa y, por ello, os damos una serie de motivos para que los pongáis en el centro de la misma, dándoles la importancia que se merecen.

Es importante hacer partícipe de todo lo que sucede dentro de la empresa al trabajador. Este debe saber por qué trabaja y qué objetivos se persiguen dentro de la empresa. Por lo que hacerles partícipes de las decisiones y de cómo va el proyecto, les ayudará a sentirse parte de algo y no ves su trabajo como un lugar al que ir a pasar 8 horas al día.

Por otra parte, poner en el centro de la empresa al trabajador hace que éste esté más motivado y contento, haciendo posible que el trato a los clientes sea mejor y que la consecución de objetivos sea una realidad por lo que, al final, se consigue una empresa más sostenible.

Y es que, sin trabajadores, la empresa no podría funcionar correctamente. Toma nota y cuida al mejor activo que siempre tendrás dentro de tu negocio.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios